«Música como metáfora espacial» por Andrea Sánchez

Este texto forma parte del inicio de mi investigación, sólo es un fragmento.

Palabras clave: espacio, sonido, música, acontecimiento, partitura

“El sonido como material de construcción
capaz de crear límites invisibles y definir espacios

(John Cage)

Un espacio ocurre desde una temporalidad, un acontecimiento que da lugar a ese aquello que denomina la existencia de éste, complementándose uno a otro. El concepto de acontecimiento para ello lo veo específicamente desde lo sonoro. Un espacio acontece cuando algo suena, ya qué el sonido que se emite desde el objeto que lo produce es una especie de temporalidad, un instante que denota la espacialidad de éste y hace que su espacio acontezca. Es así que el sonido es aquél tiempo en un espacio que sucede.

Para John Cage el sonido es este tiempo con el espacio, ambos forman los acontecimientos, se complementan para componerse, a esas mínimas señales audibles y continuas que lo ocasionan, puesto que la relación con espacio es el acontecer de un sonido.

“Sonido, este forma parte de manera inseparable de aquel, nos informa de su dimensión e incluso del tipo de materia que lo envuelve.” (Arce Saragaduy, 2014)

Para comprender el acontecimiento del sonido en el el espacio citaré un diálogo que a mi parecer es la clave de la investigación que se desarrolla en una escena de la película Ensayo de Orquesta de Federico Fellini: “Una sala con un piano se convierte en su estancia […] Todos los pianos, son el piano, tocar sólo el piano propio es limitativo, como un freno.” Para mi está relacionado con el sonido del instrumento musical, así el concepto en el proceso de abarcar un espacio mediante el objeto sonoro que emite una presencia dentro de este lugar en la orquesta, en que al igual que el piano tiene su propio espacio dentro de éste, y ella al mismo tiempo es una especie de extensión del comportamiento sonoro del piano.

Desmenuzando esta frase se encuentra que los sonidos en un ámbito de música, que un instrumento u objeto sonoro, está distribuido para emitir su sonido en el espacio que corresponde en una partitura poéticamente hablando. Si la calle fuera una orquesta y el tráfico sucediera en diversas tonalidades de arranque en los coches, un timbre de alarma o un claxon, y las mismas personas que lo manejan, serían los intérpretes de la partitura, o sea el escrito de ese espacio en el que se determina el acontecimiento.

La música es una metáfora espacial para albergar al sonido, éste como el fonema de la música es la parte mínima y la que compone la estructura, que lleva a un suceso dentro de ella al momento de su ejecución. La música sería un espacio sonoro si se ve desde ese modo de analogía; nosotros seríamos instrumentos musicales que tienen un lugar en una partitura, que será interpretada en el lugar que le corresponde o se presente mientras emitimos nuestro sonido en la orquesta, como esa extensión de la pianista con su instrumento.

El sonido es la presencia fundamental en la música, tanto es así que existe una gran variedad de maneras de representación visual, con ella se origina la notación, es este medio se comienza una brusquedad saber cómo se ve lo que se toca o se canta, para hacerlo palpable, a causa de que el sonido es tiempo, y por lo tanto, es algo efímero, por ello comienza a escribirse la música.

¿Es aquello un espacio escrito? Puesto que según el texto de La representación de la representación, una partitura puede ser espacio: “la partitura se convierte en grafismo, en intención, concepto, gesto o espacio” (Zugasti, 2007).

La música es una representación de espacios dentro de ellos, por ello una orquesta sigue la partitura, pues cada una es una suerte de mateo escrito, donde ellos se ven extendidos, así aquel vuelve suyo el sitio, desde su lugar en el escrito, hasta cómo el instrumento envuelve a la atmósfera, el acontecimiento del él se hace presente, el sonido se emite de modo en que cada hecho se apodera.

Bibliografía:

Arce Sagarduy, M. 2014 “El espacio y la dimensión del sonido. Una observación desde la experimentación artística” España.

Zugasti, Ruiz, Copón, Cabezas, Gómez Molina. 2007 “Dibujar el sonido” en Zugasti, A. (comp.), La representación de la representación; danza, teatro, cine, música, Cátedra. 319 – 349.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s