Preservando una tradición musical a través de una educación musical libre.

Hace algunos años llego a mí un instrumento musical llamado salterio, el cual ha generado los cambios más significativos en mi proceso educativo y laboral. Déjenme platicarles muy brevemente la historia del salterio en México y porque es tan importante para mi dar a conocerlo.

El salterio llegó a México proveniente de España, formando parte de los instrumentos musicales traídos durante la época Virreinal, así como nos lo describe Gabriel Saldívar: “El salterio y la dulzaina, que propiamente fueron un mismo instrumento, el que fue usado en México desde el siglo XVI formando, desde remota época, parte de los conjuntos típicos y además por ser predecesor del piano.” Desafortunadamente  acerca de su origen y llegada a México se conoce muy poco.

Durante  siglo XIX  en el periodo conocido como  el Porfiriato (1884-1910) tuvo un papel importante en la historia musical de México, ya que formó parte de pequeños conjuntos de cuerda tradicionales del centro de la actual República Mexicana, hasta llegar a la Orquesta Típica Mexicana fundada el 1º de agosto de 1884.  Asimismo, tuvo gran aceptación por parte de la sociedad en general, al grado que se creó en 1893 la cátedra de salterio en el Conservatorio Nacional de Música, sin conocerse la causa real que motivó la desaparición de la misma.

???????????????????????????????

 Mi tarea principal como educadora musical y salterista es dar a conocer la existencia de este instrumento musical, su llegada a México y su paso por las Orquestas Típicas Mexicanas, pero más aun, mi objetivo principal es mantener viva la tradición de la ejecución del salterio, que gracias a las orquesta típicas  la tradición de la música de salterio sigue vigente hasta nuestros días, aunque paradójicamente el salterio entre otros instrumentos como el bandolón y el bajo quinto  a principios de la revolución mexicana en 1910, cayó en desuso por la creciente popularidad de la guitarra y la popularización del corrido como género musical en nuestro país.

Es curioso mencionar que la mayoría de las personas desconocen el instrumento; pero si se les menciona alguna pieza musical relacionadas con el periodo del Porfiriato o la revolución mexicana pueden identificar el sonido o timbre del salterio. Esto es debido en gran parte a los medios de comunicación como la  radio y el cine durante los años 50´pero principalmente a las grabaciones, popularizaron a las agrupaciones musicales donde intervenía el salterio y quienes implantaron  estos sonidos e imágenes en la memoria del público relacionando el sonido característico del salterio con el Porfiriato y la revolución. Esta música se encuentra categorizada en la llamada música popular o tradicional mexicana.

La música tradicional en nuestro país ha tenido que luchar con los estigmas que la música académica ha impuesto sobre ella, al no ser enseñada en las escuelas de música  institucionalizadas se deja únicamente al ámbito popular, es decir a la tradición oral y se le da un carácter despectivo al ejecución de esa” música”.

 

 Aunque no podemos afirmar que la tradición oral ha sido el proceso por el cual se ha mantenido la enseñanza aprendizaje del Salterio, si podemos mencionar que la tradición oral ha jugado un papel muy importante en la transmisión y preservación de la enseñanza aprendizaje del Salterio en nuestro país, puesto que la mayoría de los ejecutantes de Salterio actualmente, aprendieron la ejecución del instrumento a través de las enseñanzas de otros ejecutantes de Salterio.

Lo cierto es que los grupos humanos recuerdan colectivamente por medio de la creación de tradiciones, de la celebración de eventos que recuerdan el pasado, por medio de conmemoraciones, por medio del calendario, de formas rituales, etc. De acuerdo con Xerardo Pereiro “Creamos así representaciones colectivas que conllevan una carga moral importante.” Al relacionar la tradición oral con el proceso de enseñanza aprendizaje podemos darnos cuenta de cómo están relacionados todos estos conceptos para llegar a un mismo fin, el cual es preservar a través de las enseñanzas los conocimientos adquiridos en el tiempo de generación en generación.

De acuerdo con Margaret Mead dentro de los tipos de aprendizaje cultural inter generacional las culturas co-figurativas aquellas en las cuales todos aprenden con todos ha sido   el proceso  que podemos aplicar contundentemente a la enseñanza aprendizaje del salterio ya que la mayoría de los profesores que imparten clases de salterio aprendieron de alguien más la ejecución del instrumento y su forma de transmisión del conocimiento es colectiva, es decir, dichos profesores han desarrollado y perfeccionado a través de sus propias experiencias las técnicas y métodos de enseñanza y ejecución del instrumento. Consecuentemente la enseñanza es libre, no existe un método especifico, simplemente se basan en las experiencias personales y sus propios conocimientos musicales.

Es aquí donde la educación musical libre juega un papel importante ya que al no existir una imposición por parte de una institución la enseñanza del salterio ha sobrevivido a través de la práctica de la educación libre, la cual permite tomar decisiones tanto por los educadores y los educandos de cómo obtener el mejor resultado en su enseñanza aprendizaje.

Es mi obligación mencionar que gracias a la invitación de Rubeavil, formo parte del colectivo de música libre Armstrong Liberado donde todos y cada uno de sus integrantes permitieron que el sonido metálico y lleno de resonancia del salterio trascendiera a un nuevo plano musical, fusionándose con los sonidos creados a través de las computadoras y programas como SuperCollider, Data Bending, Audacity, etc. No me cansaré de repetir que esta experiencia ha cambiado mi percepción del mundo, que la libertad de crear y compartir es ahora uno de los  estandartes que llevare conmigo, gracias Armstrong Liberado por la sabiduría, el  entusiasmo, la fraternidad, la colectividad, la incondicionalidad.

¡Liberemos a Armstrong!

SALDIVAR, Gabriel 1934, Historia de la Música en México (Épocas Precortesiana y Colonial), SEP Editorial “Cultura”, México, D.F.

AUDELATT CORONA, Víctor Manuel, 2010,“La Orquesta Típica de la Ciudad de México” Articulo tomado del Libro “Orquestas Típicas de México.

PAREYÓN, Gabriel, 2007, Diccionario Enciclopédico de Música en México.

PEREIRO, Xerardo, (2004) “Apuntes de Antropología y Memoria”, Publicado en la revista electrónica El Filandar / O Fiadero. Publicación Ibérica de Antropología y Culturas Populares.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s