La jirafa en llamas o mamá ¿por qué este año tengo 13 materias en el cole?

Queridos todos.

Las facultades claman por la interdisciplina o a lo que podríamos denominar como la convivencia y retroalimentación entre diversas áreas del conocimiento. La realidad es que las instituciones educativas que son previas a la universidad (e incluso la universidad) nos han ayudado a pensar de forma lineal, es decir, de lo simple a lo complejo, siguiendo un camino y un objetivo bien definidos. Es difícil generar bifurcaciones que en algún punto se conecten entre si y nos lleven a un mismo objetivo o resultado; en las escuelas no se fomenta la exploración y el descubrimiento. Las mismas universidades que llaman a la interdisciplina, piden que sus estudiantes e investigadores tengan bien delimitada su área de conocimiento. Creo entonces que es importante para los que nos dedicamos a la investigación y para los que quieren dedicarse a ésta, hacer una reflexión  sobre cada una de nuestras áreas de conocimiento. Cuales serian sus limites y en que punto sus fronteras se confunden con las de otras disciplinas. Fomentar estas reflexiones a nivel académico entre otras cosas puede ser útil para que los aspirantes a las universidades tengan una idea y certidumbre sobre lo que quieren estudiar o sobre lo que quieren investigar, ¡para qué comprendan que es estudiar e investigar! Por ahora me gustaría en especifico, hacer una pequeña reflexión sobre la tecnología musical. Quiero hablaros de ella porque muchas de las actividades de Armstrong Liberado, presentaciones, reflexiones y talleres, siempre están relacionadas con ésta. En la actualidad quizá una de las palabras más utilizadas en todo el mundo es justamente la palabra tecnología seguida de un gran número de adjetivos, tenemos tecnologías sustentables, tecnologías de genero, tecnologías de la información, nuevas tecnologías y por supuesto tecnología musical. Responder a la pregunta qué es tecnología y por qué es importante, es tan compleja y variable como el uso que se le da. Si nos enfocamos únicamente en definir tecnología musical, las respuestas a estas preguntas no se simplifican. Además podemos agregar a la reflexión al sujeto, es decir, al tecnólogo musical. La mención de éste implica a su vez otra serie de preguntas, como por ejemplo, ¿el tecnólogo musical es solamente aquel sujeto que se dedica a hacer música a partir del uso de ”nuevas tecnologías”, o cualquiera que implemente una técnica de estudio o creación musical está generando tecnología musical?. Cuando se habla de tecnología musical, la mayoría pensamos en el uso de las computadoras para hacer música. Si alguna vez hemos usado una computadora para generar cualquier tipo de música quizá acotemos un poco más nuestra definición y pensemos que en la tecnología musical está implicado no solamente el uso de una computadora. Agregaremos a nuestra idea el uso de ciertos programas que sirven para grabar y editar sonido, así como el uso de instrumentos musicales virtuales que sustituyen a los instrumentos reales y por supuesto las interfaces físicas de usuario para manipular el sonido de estos, es decir, el uso de teclados o controladores midi. Por su puesto podríamos incluir el uso de mezcladoras utilizadas por Dj’s y algunos dispositivos análogos para generar sonidos, es decir, circuitos osciladores. Para poder conocer algo, hasta ahora siempre lo mejor ha sido simplificar, empezar por lo más sencillo, por lo tanto, quizá lo mejor es iniciar por la definición de tecnología. Usemos la definición de la Real Academia de la Lengua Española. Si bien la RAE no tiene la ultima palabra con respecto al uso de nuestro idioma, la definición en el diccionario que esta institución da para la palabra tecnología es un buen punto de partida. La labra tecnología es derivada de la palabra arte y estudio. En este sentido se define como el conjunto de teorías y lenguajes propios de una ciencia o arte. La música como arte y ciencia engloba justamente toda una serie de teorías y de lenguajes. Dentro de las teorías musicales se puede hacer mención del contrapunto tradicional, de la armonía diatónica, la armonía cromática, el dodecafonismo, el serialismo integral y de la teoría de conjuntos, por mencionar solamente algunos ejemplos. En resumen, todas estas teoría son un conjunto de reglas que se utilizan para ordenar en el tiempo a el sonido, es decir, componer música. El análisis y la implementación de estas teorías en conjunto con otras (como pueden ser aquellas vinculadas al ritmo) genera distintos lenguajes musicales, tales como el barroco, el clasicismo, el impresionismo el modernismo o la experimentación sonora. Además de la teoría vinculada a cada lenguaje, cuya naturaleza es abstracta, existe lo que se puede denominar teoría o procedimientos instrumentales. Estos están vinculados a algo mecánico que eventualmente se puede ligar con algo abstracto. El desarrollo de estas teorías va de la mano del desarrollo de herramientas musicales, las cuales conocemos como instrumentos musicales. Justamente otra definición en el diccionario de la RAE para tecnología es el conjunto de los instrumentos y procedimientos que se emplean en un determinado sector para generar un producto, en nuestro caso, dicho producto es la música. Entonces se puede decir que toda actividad musical conlleva a la generación y a la implementación de tecnología. Un creador musical (compositor o interprete) puede generar y/o implementar tecnología que puede ser abstracta o teórica, igualmente puede generar y/o implementar tecnología dura, es decir, utilizar instrumentos musicales acústicos o digitales. En ambos casos habrá individuos que a partir de una necesidad específica tengan que mejorar la tecnología ya existente o quizá desarrollar una totalmente nueva. Al desarrollar o mejorar una tecnología queda implícito el hecho de que se pudo realizar una tarea nueva o se facilitó o mejoró la implementación de una ya existente, en consecuencia, es posible que esta tecnología remplace a una tecnología anterior. En general estas son las preguntas que en su libro Aldea global, McLuhan plantea para cualquier tipo de tecnología. Si ponemos como ejemplo a la partitura musical, vemos que gracias a su desarrollo se facilitó la transferencia de información musical a gran escala. Esta forma de transferir de generación en generación dicha información, remplazó en cierta medida la transmisión oral o en algunos casos particulares generó una critica y una revalorización desde la diferencia de esta forma de transferir conocimiento. Sin lugar a dudas la partitura permitió de manera muy sencilla y bastante clara la transmisión musical e incluso facilitó el desarrollo de nuevos lenguajes musicales. Igualmente la partitura o la idea de partitura se ha llevado hacia el campo digital, lo cual nuevamente a permitido toda una forma nunca antes vista de difusión musical en masa y por supuesto un nuevo paradigma en la definición misma del objeto partitura. Podemos decir entonces que la tecnología musical es todo el conjunto de teorías y herramientas que el hombre a desarrollado a lo largo de la historia para generar y entender la música. Entonces, si la tecnología es este gran conjunto de ideas, a qué tópicos debe delimitarse o debe cubrir lo que conocemos como tecnología musical; ¿Debe tener limites?. Esta reflexión incluso podría llevarnos a la necesidad de rebautizar dicha área del conocimiento (académico), con el fin de entender cual es su dirección teórico-práctica. Como punto de partida podemos aceptar que el uso de tecnología implica el uso de herramientas o dispositivos que permiten y facilitan llevar a cabo una tarea. Sin lugar a dudas el hombre necesita de dispositivos para generar música. Los instrumentos musicales, desde el tracto bocal hasta el software de una computadora, son estos dispositivos. Entonces podemos pensar que el estudio del funcionamiento, mejoramiento y el desarrollo de dichas herramientas debe ser un punto que aborde nuestra tecnología musical. En este sentido, entonces se puede decir que sería valido incluir dentro de ésta a áreas como la organología y laudería. Ahora bien, el estudio de cual es la forma más adecuada de construir un instrumento o que materiales implementar, puede requerir el uso de análisis acústicos especializados, es decir, en aquellos donde se requiere el manejo de la física y las matemáticas. El manejo de estas tres áreas científicas, igualmente se puede aplicar en el desarrollo de software o nuevas técnicas de síntesis de sonido. Su uso creativo puede entrar en un área que se podría denominar como ciencias de la música. El desarrollo de instrumentos acústicos experimentales podría vincularse en esta área. Igualmente sucedería con el desarrollo de técnicas de organización sonora que utilizan fundamentos físicos o matemáticos. Si pensamos solamente en el uso creativo del software o técnica que se desarrolla, entonces quizá sería conveniente delimitar otra área. En ésta se desarrollarían proyectos vinculados al paisaje sonoro o a como los medios electrónicos intervienen en nuestra escucha y en nuestras relaciones humanas. Probablemente podríamos englobar estos aspectos dentro de un área denominada artes sónicas. Ésta podría subdividirse en electroacústica, psicoacústica y posiblemente socioacústica. Si pensamos en la implementación o el desarrollo de teorías o formas de organización del sonido, quizá su delimitación dentro de las áreas de composición musical y musicología sea correcta; en este sentido el término composición musical está igualmente sujeto a discusión. El área de interpretación puede delimitar todo lo referido a las técnicas de instrumentación (incluyendo las denominadas técnicas extendidas). Creo que ya he escrito mucho. En conclusión, las reflexiones que he planteado brevemente sobre la segmentación del conocimiento y en particular de la segmentación de lo que llamamos tecnología musical deben tomarse como un posible punto de partida para realizar una critica hacia la segmentación del conocimiento y por ende a los planteamientos de los programas educativos que se desarrollan en las universidades mexicanas y en general en las universidades latinoamericanas (e incluso en otras latitudes). Creo que es importante dar una vuelta de tuerca en la formas en las que el conocimiento se imparte, en la forma en que éste se segmenta, ¿realmente es necesario segmentarlo? ¡Seamos hombres del renacimiento!. Igualmente creo que esta vuelta de tuerca puede venir desde nuestra zona geográfica. En realidad no importa de donde venga pero creo que es necesaria. Es tiempo de dejar de mirar hacia el siglo XVII, miremos todos pues, al menos, al siglo XX y cambiemos la forma de mirarnos a nosotros mismos y a los demás, veamos con otros ojos a nuestros pensamientos ¡seamos rizomaticos!.

Siempre suyo

guapodfdeo8bits

Escucha e hipnosis: Una experiencia en la escuela

senal-de-silencio_2

¿Qué sonidos tienen permiso para romper al silencio? ¿Quiénes tienen el derecho a transfigurarlo? ¿Qué les otorga tales privilegios? ¿Hemos de pensar en términos de silencio o de silenciamiento? Para reflexionar sobre estas preguntas, compartiré una de las muchas experiencias que tuvimos, con adolescentes, durante un taller de experimentación sonora en una secundaria pública al oriente de la Ciudad de México, gracias a la invitación del programa Alas y Raíces.

I. De silencios y silenciamientos: eclosiones de la escucha.

No es necesario reiterar la violencia que se vive en las escuelas. La relación profesorado-alumnado está teñida de este tipo de relaciones. En este sentido, pienso en dicha relación como una experiencia de escucha. No obstante, sería más preciso hablar en términos de relaciones de silenciamientos. El silencio posee aún como condición la voluntad de quien calla; piénsese en Cage y todo lo que decide callar, y tiene la oportunidad de tomar tal decisión gracias a que es un privilegiado. Al contrario, el silenciamiento es una obligación a callar, un ejercicio del poder cuyo fin es engrandecer a una voz por encima de todas. Quien es silenciado no posee privilegios, pues vive la marginación, la subordinación, la perfieria, el abuso. Estas distinciones entre silencio y silenciamientos no son del todo mías, pues las he tomado del educador Paulo Freire.

Bajo estas premisas, la experiencia que relataré, busca la anulación del silenciamiento para ir al silencio, y de éste al sonido; a la decisión de callar, y no a su obligación, a la celebración de no-sonar y no a la tortura de no hacerlo. Anular al silenciamiento es sonar lo que hay adentro, lo de afuera, en la comunidad. Dentro, en lo profundo, alberga los sonidos que nos dotan de identidades múltiples, universos paralelos sólo posibles gracias a la escucha. Si tú has tenido la oportunidad de callar, entonces eres una persona privilegiada. Aprovecha esos privilegios, no sea que un día vengan a desaparecerte, a esclavizarte, a matarte. Tener el derecho a callar es parte de las libertades humanas, al igual que el derecho a sonar, mas ser silenciade es la operación más anhelada por los autoritarismos.

II. Hipnosis ericksoniana: los sueños de la escucha.

Los mitos comunes sobre la hipnosis incluyen su consideración como una relación donde se anula la voluntad de una persona a través de diversos rituales. Una persona dicta dormir y la otra obedece. Aunque tal aproximación existe, hay otra escuela de hipnosis que se denomina naturalista, cuyo posible origen se halla en la Escuela de Nancy, mientras que su difusión más fuerte se hizo a través de las prácticas psicoterapéuticas de Milton H. Erickson.

Aunque sería entretenido profundizar sobre la práctica de Erickson y sus rupturas con las convenciones de la psicología académica, no es posible hacerlo en este post. Sin embargo, enuncio algunas anécdotas ericksonianas que me sirvieron para la experiencia durante el taller. Primero, cuando él cuenta que deseaba meter a su establo a un caballo que se resistía a hacerlo, entonces Erickson, en vez de seguir forcejeando, aflojó la rienda y el caballo entró solo. En otra ocasión, Erickson ayudó a un niño a ya no orinar la cama, mediante la minuciosa descripción de las actividades musculares durante el juego del béisbol, deporte que al pequeño encantaba. Estos ejemplos implican el uso de la inducción hipnótica indirecta, cuyo núcleo abarca a todas aquellas prácticas donde los recursos olvidados por las personas son puestos en juego para hacer frente a los síntomas.

La recuperación de los recursos, lo espontáneo, lo que de la memoria emerge súbitamente, conforman el cuerpo que combate al silenciamiento. Cuerpo que se libera de los mandatos del autoritarimos para transfigurarse en sonido, en un oído, una oreja, una membrana vibrante que se abre a las experiencias aurales del mundo. No hay forma en que podamos desprendernos de lo sonoro, vivimos inmerses en ese estado, sumergides en la experiencia del tacto a distancia que es la escucha. Así, escuchar es tocar los recursos de las personas, lo que late, lo que desean sonar o callar. La hipnosis es, entonces, no sólo el empleo de los recursos, sino la transducción, la transfiguración, de los deseos al ponerles atención.

III. De la inhalación luminosa al pregón citadino: la experiencia.

Me siento frente a un grupo de adolescentes. La secundaria donde yo cursé está a una calle de ésta. Toda la violencia de las autoridades, todas la humillaciones del cuerpo docente, laten aún en mi memoria, descontrolan el ritmo de mi corazón. Cierro mis ojos. Les pido que escuchen su respiración, que escuchen su corazón. Les pido que suelten el aire de tal forma que nos escuchemos, así como también que inhalen de forma intensa. Lleven lejos su escucha, llévenla lo más lejos que pueda percibir. Su oído se extiende mucho más lejos de lo que su cuerpo o su habla podrían alcanzar, mas no se mueven: la escucha es el sentido que llega más lejos aun sin moverse. Escuchemos nuestro corazón. Suenan los pies, suenan risas: sigan sonando sus pies, déjenlos expresarse; rían, dejan que salga la risa. Tosen, hay hipo; dejen al cuerpo toser, que tenga hipo, que bostece. Pregunto cuál es el sonido más cercano. No abro los ojos, escucho mi corazón, escucho el de elles. Dicen la lámpara. Imítenla, ahora hagan un sonido más grave que ella, uno más agudo. Ahora afinen con la lámpara, desafinen con ella: unan su voz al sonido de la lámpara. Llega un pajarito. Es nuestro amigue que nos visita diario. Su canto viene de lejos, nos cuenta una historia. ¿Cuáles son los sonidos que escucha esa ave en nuestra ciudad? ¿De dónde viene? ¿Cuáles sonidos escuchaba allá? ¿Cuáles sonidos extraña? Tosen, mueven los pies. Que todo sonido celebre la vida, el estar juntes sonando. De repente alguien hace el sonido de alguien que pregona: “¡Merengues!”. Risas, el júbilo de librarse del silenciamiento, de la violencia. Avanzamos hacia la fiesta, hacia el encuentro, hacia un sonido que nos une. Pido que hagan los pregones que escuchan en su calle, en otras calles. El aula escolar, espacio lleno de angustias y tristezas, de abusos y violencia, se transfigura en una fiesta de los sonidos, en una incorporación de lo externo a las paredes excluyentes de la educación institucional. Y después de este momento, hemos de despedirnos, hemos de volver del sueño de la escucha. Abren sus ojos. Abro mis ojos. Les veo. Su voz es mi voz ahora, mi voz es su voz ahora. Escucho mi corazón que es suyo, y el suyo que es mío. Late, todo late, todo vibra: somos la alegría de vibrar, la esperanza, el silencio origen de la voz que en el futuro ha de estremecernos.

Catálogo de Software Libre

Recomendada página, Perfecta para explorar e iniciarse en el mundo del Software Libre. Los programas están disponibles para Windows y Linux. Abrazo Colectivo!😀

Estas son las categorías en las que están clasificados los programas incluidos en cdlibre.org. Haz clic en cada categoría o subcategoría para ver los programas correspondientes. También puedes buscar en este catálogo por cortesía de Google.

Pokemón Go,la Taradez Humana y la Ciudad Zombie (Parte 1)

Pokemon-Go-Argentina-inmediata-graciosos_CLAIMA20160804_0119_28 (1)

Dibujo de Pawel Kuczynski

Cuando era adolescente, habia un anime que me gustaba mucho, estoy hablando de “Pokemon” (si ese anime que a todos recuerda nuestra melancolica infancia) serie donde un joven tiene como objetivo en la vida, de convertirse en el “Maestro Pokemón”. Este personaje parte a una corta edad del pueblo Paleta para vivir un sin fin de aventuras y desafios, todo al lado de su fiel amigo Pickachu (mascota dificil de atrapar en el nuevo juego popular: “Pokemón Go”).

tumblr_mqogfkcGuq1sp9jfao1_500 (1).gif

Ash Ketchum y Pickachu

Pequeñas Dosis de Razonamiento Libre

Pensaran que es un análisis suspicaz hacia este nuevo entretenimiento exitoso, pero no es asi, se trata de una reflexión abierta y preocupacional sobre la humanidad.

Ese vacio personal y espiritual de dejarse controlar por los dispositivos electrónicos y las aplicaciones triviales del teléfono. Implica dependencia en una supervivencia estéril entre pares.

Atrás quedo la coexistencia humana, proyectado a los paseos con amigos, a la entrega de algún hobbie, el momento con la familia.

La tecnologías se estan apropiando de la humanidad, y cada vez resulta más complicado redimirla.

La Influencia de las Corporaciones Privativas y el Globo Fantasma

Screenshot_20160805_082445.png

Diario Argentino: EL Doce.Tv

Esta imagen llamo mi interés, la presencia imponente de las instituciones individuales con desesos personales de poder, ingresan a pasos agigantados en la dimensión de lo cotidiano. ¿Pero cual es el objetivo de estas industrias? Creo que su propósito es claro. Imaginen a niños de tan solo 5 o 6 años que van a ser el futuro del país, o del mundo por el progreso y porque no la paz mundial al convertirse zombies de esta inestabilidad emocional por el nuevo objeto folcklórico. Se cae en una doble moral, al saber que la gente mayor debe dar el ejemplo, pero son los adultos que impulsan la demagogía de esa virtualidad.

No se trata de apuntar a nadie con el dedo,no todo es malo pero ni tampoco bueno, hay que buscar un balance en lo se que se pretende de nuestra existencia. La capacidad de decir “No” sin caer en la vergüenza o en el repudio del conjunto autómata. Actuar con conciencia sin depender de lo que me impone las empresas.

Lo Esnob

Screenshot_20160805_082528.png

Libreta de Calificaciones de uno de los alumnos sancionados del Colegio Porteño.

Ahora traslademoslo al campo educacional, practicamente es el área que todo docente se siente Ash Ketchum al intentar conseguir la atención de sus alumnos a la hora de trasladar los conocimientos básicos. Creanme que es un reto constante del día a día, es la repondabilidad de cada educador que mantiene firmemente la esperanza de hacer un cambio, aunque no se tiene el apoyo necesario de los padres o tutores del chico/a en cuestión, justificando al juego como algo “inocente”. Esta claro que no lo es. Y es ahi cuando estos organismos entran a la escena, pretendiendo que esas inutilidades del consumismo inexplicable e inecesario se conviertan en una sumisión ante los ojos de las personas.

Screenshot_20160804_153407

Diario Argentino: la Nación

La retroalimentación por el empleo de los artefactos trending de parte de las figuras públicas y la actitud complice de los periodistas generan en las personas un estimulo obediente y absurdo donde agrava la situación, porque aunque nos parezca inverosímil, los medios masivos son la puja perfecta para adaptarse a esta docilidad.

 

Publicidad de Musimundo: Axel (Figura Pública)

Screenshot_20160804_151824

Fede Bal (Figura Púbica)

Para EL Oscuro Heraclito Efeso:

A todo hombre le es concedido conocerse a sí mismo y meditar sabiamente”.

En mi opinion personal, deberiamos tomarnos varios minutos del dia para meditar, y con esa paz interior razonar en lo que realmente necesitamos, que propósitos en la vida queremos alcanzar, de conocernos a nosotros mismos. Pretender que no haya un desgaste emocional insignificante si no tienes un like en facebook o en la desilución de no capturar u obtener un Pokemón. Abarquemos terrenos desconocidos de la música, de la escritura, del arte , atrevamonos a ir por lo irreconocible, lo extraño, conservemos la cordura y la mente lúcida. No nos dejemos persuadir, la resistencia de la minoria es suficiente para expresar el rechazo por algo que la multitud lo considera razonable. Valemos más de los que nos dice una etiqueta.

En este momento en cada rincón de algún lugar, los soñadores/as estan contribuyendo con su granito de arena para renovar el mundo, de enriquecerlo con conocimiento, de hacerlo diferente.

Y para terminar, una frase más de Heraclito Efeso:

“Lo sabio es la meta del alma humana y a medida que se avanza en sus conocimientos, va alejando a su vez el horizonte de lo desconocido”

Seamos sensatos…

 

 

 

MITOS Y REALIDADES DE LAS DROGAS SONORAS

Es probable que hace algunos (pocos) años escucharas sobre las drogas auditivas y de sus supuestos efectos en el sistema nervioso central. En ese entonces se tomó muy en serio la posibilidad de que dicha tecnología sonora tuviese efectos devastadores como la adicción y la sobredosis, en gran parte gracias al aparato publicitario que tuvo un producto en particular: el iDoser. Dicho software proclamaba poder a través de sonidos binaurales, emular a la perfección el efecto de substancias tan diversas como la marihuana, el crack, el lsd y las metanfetaminas, entre muchos otros. Esto bastó para que surgieran muchos focos rojos en varios sectores de la sociedad con una alta dosis de amarillismo.

 

 

Fue notable, al menos para mi que aunque existiesen en la misma aplicación otras aplicaciones que fueron mucho menos comentadas y probadas, tales como remedios para la ansiedad, el insomnio, problemas cardiacos ,etc. ¿No sería maravilloso que pudiésemos substituir químicos y medicamentos para aliviar el dolor y las enfermedades con sonidos creados directamente en la computadora?

Ese tipo de cuestionamientos llevo a varios científicos a llevar a cabo estudios serios sobre el efecto de los tonos binaurales (pronto fue obvio que el iDoser solo funciona a nivel de placebo). Sin embargo, la teoría de los tonos binaurales es otra historia completamente diferente.

Los teoría de los tonos binaurales se basa en un fenómeno psicoacustico descrito por varios autores desde el siglo XIX y popularizado por Gerald Oster en su articulo “Auditory Beats on the brain de 1973. A pesar de que su artículo solo buscaba probar la efectividad de estos sonidos, se le ha catalagado erróneamente como el inventor de los tonos binaurales.

Pero ¿Como funcionan? (¿o no funcionan?). Los tonos binaurales son ilusiones auditivas que se perciben al escuchar dos ondas sinusoidales puras, con frecuencias de 1500 Hz o menos y con una diferencia no mayor a 40 Hz entre ellas. Los tonos tienen que ser presentados de manera dicotica, es decir una en cada oido, preferentemente con audífonos. La ilusion auditiva consiste en que el escucha percibirá una tercera frecuencia, que seria igual a la diferencia de las dos frecuencias presentadas en cada oido. Es decir que si se estimula el oido izquierdo con una onda de 860 Hz y el derecho con una de 840, se percibira una tercera frecuencia de 20 Hz.

Si bien esto es parecido a lo que se conoce en psicoacústica como batimiento de segundo grado, es interesante el estudio de como estos tonos afectan ciertas áreas de nuestra cognicion. Anatómicamente se ha probado que los tonos binaurales se procesan en el colículo interior del mesencéfalo y el tronco del encefalo y de ahi se transfiere al tálamo y la corteza auditiva.

Se ha teorizado y demostrado parcialmente que existe un fenómeno llamada sincronización (o entraintment, en ingles), y se refiere a un esfuerzo del sistema nervioso central a sincronizar su periodicidad y ritmo a traves de la interacción. Es decir el cerebro tiene la capacidad innata de sincronizar su frecuencia a un sonido en específico. Es en base a estos razonamientos que se han hecho sonidos y estudios en base a estos para tratar problemas como el estres, la falta de atención, mejorar el estado de animo en general y por algun lado escuche que incluso la congestión respiratoria.

Mientras son peras o son manzanas pense que seria interesante hacer un pequeño tutorial para hacer tonos binaurales en nuestro amado y siempre bien ponderado Audacity, asi que empecemos (es realmente muy sencillo).

  1. Primero creamos una nueva pista monoaural

Captura de pantalla 2016-08-01 a la(s) 21.00.35

2. Luego paneamos esta pista todo al lado izquierdo

Captura de pantalla 2016-08-01 a la(s) 21.01.39

3. Generamos otra pista mono

Captura de pantalla 2016-08-01 a la(s) 21.01.49

4. Paneamos esta todo al lado derecho

Captura de pantalla 2016-08-01 a la(s) 21.02.05

5. En el canal izquierdo generamos una onda sinusoidal de 880 Hz (o cualquier frecuencia menor a 1500 Hz)

Captura de pantalla 2016-08-01 a la(s) 21.02.19

6. Aqui esta , todo padrisimo hasta ahora

Captura de pantalla 2016-08-01 a la(s) 21.03.05

7. Ahora vamos a generar en el canal derecho un tono de 855 (o cualquier frecuencia menor a 1500 Hz y que no se aleje mas de 30 Hz de la primera)

Captura de pantalla 2016-08-01 a la(s) 21.03.28

8. Ahora ya tenemos nuestra pista con un tono binaural , en la cual la ilusión acústica generada debe ser de 25 Hz .

Captura de pantalla 2016-08-01 a la(s) 21.04.00

Bueno chicos, hemos llegado al final de este viaje binaural, recuerden usar audífonos y cuidar el volumen porque el tinnitus no perdona. Espero les interese explorar diferentes combinaciones y si notan algún efecto o algo comentar. He escuchado de todo acerca de los tonos binaurales y yo mismo sigo experimentando buscando generar algun efecto. He escuchado que minimo se debe hacer una escucha de 20 minutos para que se genere algo .

Saludos armstronguianos y no se pongan muy locos . Saludos!

 

Tres poemas de Chang Soo Ko

SILENCIO

Mi mirada fija se quema en la piel del silencio.

El silencio parece un agujero

perforado por una flecha en la ventana de papel.

Sólo el viento se queja cuando roza los bordes.

 

MÚSICA

I

La música que creas reverbera

de corazón a corazón mientras dura;

de mente en mente

cuando no se escucha más.

Va lejos

hacia las fronteras de nuestra realidad.

Casi siempre la música se transmite mejor

en la plegaria y el dolor.

Mas la música mitiga nuestras almas

con sus impulsos

lo mismo que el silencio que nos perturba

con alguna música cósmica

que no podemos oír ni comprender.

Otras veces la música nos sobrecoge

como cuando el fluir de nuestros sueños

tropieza con pensamientos serenos.

Pero facilita nuestro paso

así no tengamos rumbo;

con frecuencia amplía nuestro sofocante

espacio interior

hacia vastos panoramas.

 

II

Las melodías iluminan las palabras

donde no llegan las manos del hombre

y las dejan caer en nuestra oscuridad

como éxtasis que deslumbra nuestra psiquis.

Hondo nos duele la música

como el arroyuelo que se incendia en el crepúsculo.

La música que nos abandona

deja detrás su peso

como cuando el sol se desprende de su cuerpo.

Nos hace asir más firmemente

el pesar que no logramos percibir.

Pero la música nos regresa

de las fronteras más allá de las cuales

las voces humanas no pueden regresarnos

a la geografía de nuestra realidad

anclada seguramente

en oficinas de correos y señales de tráfico.

 

SILENCIO

I

Cada noche cultivamos el silencio.

Cuando unos pocos perros y unos pocos rayos de luna

siguen un sonido humano

que resuena en nuestra oscuridad nocturna,

el sonido espolea su miríada de oídos.

Cuando nos adormilamos pronto y nos ensordecemos al mundo

el silencio nos deja oír el apagado lamento de alguno;

con una voz inaudible para el oído del hombre

el silencio alimenta nuestro duelo.

A veces el silencio se presenta como una infinita línea de plata

que se mueve lenta sobre el horizonte

bajo una luna creciente.

 

II

Muchas veces con ritmos pulsantes de mudo resplandor

desnuda sus esencias el silencio;

tiempo y música dan vueltas sin parar al icono silencioso

que guarda extrañas imágenes en su centro.

Nuestras lamentaciones no tienen eco en sus dominios.

Nuestras palabras son casi siempre inadecuadas

para reflejar las voces puras;

a veces el silencio nos indica cuándo el hombre

estuvo cerca a Dios.

Así la música suprima nuestras imágenes de eternidad

el silencio apunta con dedos refulgentes

hacia un lugar que nunca se encuentra en nuestro horóscopo.

Pero aun el silencio guarda las gotas de sangre

que unas pocas aves migratorias dejaron caer en su vuelo pasajero

o la sombra de un solitario pájaro muerto contra un muro.

 

Chang Soo Ko (2009), El sonido del silencio, Trad. Fernando de Barbosa, México: Solar.

¿Quién es dueño de qué?

Nudo

Fotografía: Enrique Milpa (@rizomarx)

Ahora toca hablar de las inconsecuencias conceptuales de la propiedad. Lanzar saetas y dejarlas volver a la misma tierra que las vio nacer, previo al tiraje de los mares. Hoy toca encender el horno. Hablar acerca del sinsentido de la propiedad pero no en términos jurídicos ni morales, sino desde y a partir de la termodinámica del ser. Todo es, a su manera, todo va hacia: eso es algo que he recordado viendo los paisajes y platicando. Célebre por aquella ley de las transformaciones donde nada se crea ni destruye, la termodinámica, a su vez, establece que la entropía es la estadística del desorden (eventualmente, del último desorden antes del reposo universal). Las caguamas no se recomponen al estrellarse contra el piso sencillamente porque es improbable que eso ocurra. Es más probable que se hagan pedazos, que su estructura fundamental sea perturbada por el caos.  Los trozos de cristal podrán adquirir cierta autonomía pero, pese a la marca de su amputación, seguirán remitiendo a la totalidad ambarina de la que provienen. Hay algo de nostálgico en una caguama rota. Así, el régimen de propiedad pretende pulverizar el mundo en esquirlas omitiendo que, no obstante, tales astillas de mundo seguirán refiriendo siempre al vacío. El collar de Indra contiene la imagen del infinito en cada una de sus perlas, igual que los fractales se multiplican en su autorreferencia. La realidad está interpenetrada de sí.

Se puede hablar de la propiedad de manera desapropiada (suponer, por ejemplo, que esto es mío tuyo suyo o nuestro). Muy a menudo hablamos de manera desapropiada sobre la propiedad, hay algo funcional en ello. Casi siempre hablamos desapropiadamente sobre cualquier cosa, suponemos que existen fronteras estables entre yo lo otro  algo  todo aquí y entonces. Se puede vivir hablando desapropiadamente, no pasa nada, incluso se puede actuar desapropiadamente. Ya ves que los sistemas sociales, aunque abrumadoramente fácticos, gravitan en torno a un sol desapropiado. La propiedad privada es un artefacto jurídico-legal de posesiones y desposesiones sustentado en un bucle de territorialidades imaginarias. Su verdad depende de un aparato coercitivo y de la autoridad del pasado. La propiedad es exterior a la cosa, igual que lo que se dice de algo se dice desde afuera. Lo importante es que también podemos (re)apropiarnos del significado de lo que decimos para decir algo semejante a lo que queremos decir. Hacemos lo que podemos.

Si afirmas algo a título personal, recuerda que has condensado, a lo sumo, una síntesis de lo que dijeron tus predecesores. En ello radica lo verdaderamente genuino y nuestra potencia creadora. Todo lo demás es repetición, afortunadamente. Si un contrato señala que eres propietario de algo, recuerda que no hay propiedades absolutas. Acaso hay propiedades transitorias. En última instancia, da lo mismo poseer que ser propietario de algo. Entre la tenencia y la potestad yace un inmenso desierto, pese a que sus bordes estén en contacto. Se puede cruzar el desierto guardando un buche de agua en la boca. Se puede perderse en el desierto, se puede morir.

Aquí vendría bien la siguiente acotación: al clasificar los bienes, los economistas clásicos ponen el acento en la rivalidad. Los bienes privados, nos dicen, son los bienes entre los que se verifica mayor rivalidad. La rivalidad depende del congestionamiento que puede surgir en torno al uso o goce de un bien, como si dicho uso o goce viniese dado en la medida en que los demás dejen de disfrutarlo. La economía solidaria, por el contrario, se esfuerza por realizar una contabilidad global del beneficio, donde, entre más resonancia tenga el uso y goce de un bien, mayor será el disfrute individual. La economía ecológica, además, integra los costes ambientales. Pero la economía no son cuentas. Economía es, ante todo, sustento.

Una vez estaba con C en los márgenes de Tula (no Tula la Refinada, sino Tula la Atlántica). A la sombra de un mezquite platicábamos de cómo, al introducir una porción del mundo en el cuerpo, suceden transformaciones. Pensábamos primero en el alimento. Nos preguntábamos si las moléculas de las plantas podían detonar causalmente ideas específicas, igual que un fruto cocido sacude todo el planeta cuando se cae. Y entonces nos costaba trabajo identificar los contornos de las ideas y de los frutos y de los cuerpos. Ahora nos importaban más los indicios, los procesos. Empezábamos a hablar apropiadamente.

Me gusta pensar que mientras ocurre la puesta en escena del teatro humano, independientemente de su desenlace, lo que perdura es la eterna danza electrónica. Intercambios de electrones. Descargas en los campos. Enlaces químicos. Agitación de la materia. Ahora hago el esfuerzo para imaginar los flujos de los aconteceres, la poca capacidad que tenemos para fijarnos a un sitio determinado. Quiero vernos deshojando, como leprosos que van cayéndose a pedazos, asimilar lo que nos aparezca en el camino. Quiero vernos transbordando, ni viniendo de ni yendo hacia, rabiosamente nómadas.

Hasta aquí he tirado saetas abstractas pero quisiera cerrar con un ejemplo más maleable acerca del sinsentido de la propiedad. Hemos oído de tantos casos aberrantes de despojo de saberes que no sorprende que, tanto corporativos como individuos, clamen ser propietarios intelectuales como si las patentes surgieran desde cero. Se jactan de haber inventado una idea y quieren retener la plusvalía que genere aunque omitiendo la colosal deuda cultural en la que se han montado. Demandan que se les reconozca el derecho sobre una obra que aglutina procedimientos preexsitentes y procesos físicos y bioquímicos sin los que sería imposible. Desde Fender hasta Katy Perry, la industria cultural nos ofrece interesantes ejemplos de las contradicciones del capitalismo. ¿Quién inventó el sonido? ¿Quién el ritmo? ¿Quién los géneros musicales? Cualquier aparato eléctrico, por más sofisticado que sea, depende de un complejo sistema de flujos de energía desde el que podríamos remontarnos hasta la domesticación del fuego y de las fuerzas hidráulicas. Los instrumentos análogos tienen una historia tan o más antigua. Para que la letra de una canción tenga sentido primero debe haber verbo, alfabetos, lenguaje, comunicación. ¿A quién atribuírselos? ¿Quién inventó los rituales asociados a la danza y a la música? Ni siquiera el mercado se salva al momento de remontar su genealogía.

Antes que creadores fuimos criaturas, no lo olvides jamás. De hecho, seguiremos siendo creados, todo el tiempo, a perpetuidad. Y no sólo eso: antes que ser propietarios, pertenecemos. Cuando te digan que algo es suyo, no les creas. Cuando te preguntes qué es de quién, guarda silencio, deja que los contornos se agiten en un silencio estrepitoso.

Más sobre campanas. Llorenç Barber

Dando seguimiento al tema de las campanas les dejo algunos textos escritos por Llorenc Barber músico de origen español, compositor y musicólogo quien ha dedicado gran parte de su trabajo a la realización de conciertos de campanas en distintas partes del mundo. Su trabajo es realmente interesante.

llorence

 

“Sobre la meta(1)física del soul-sonar

A lo largo del siglo XX hemos ido perdiendo el valor y el sentido de lo “público”. acosados por la especulación, las prisas, lo privado y los motores: lo comunitario se liliputizó ominosamente, pero el sentido de lo público, aun adormilado, estusiasma y nos devuelve el perfume de lo sagrado.

y un magnífico emisario del sonar perdido de lo público-sagrado es el cantar a cántaros de las campanas. Su omnibus sonar nos sienta en las afueras del tiempo, nos siembra brisas en los recuerdos, nos zumba la piel de eternidades, nos asienta y aploma… “la calle es nuestra” nos hace gritar.

también la música se inundó de privacidades, negocios y divos expulsadores de notas y virtuosismos. por contra el sonar de las campanas no admite ni sordinas ni plateas, juega con las distancias, se alía con humedades y vientos: no tiene dueño, nos adueña más bien. (nos “posee” y nos “inicia” como dice zambrano).

frente al constipado silencio -siempre mal llevado- de los auditoriums, frente a las músicas de cómoda e impositiva amplificación de altavoces, las músicas de paisajes y campanas gustan de saludos y respetuosas conversaciones, del incierto murmullo, de las fértiles sombras y del tejer de errabundas y promíscuas asociaciones. su huidiza esencia hay que atraparla mediante insistencia y suerte.

no olvidar: una comunidad, una villa, un barrio suena tanto mejor cuanto más equilibrada sea la convivencia de sus habitantes. más todavía: pueblo que cierra sus oídos se vuelve mudo.

vienne, 17 noviembre 1999″

Texto tomado de la pág. web: https://www.uclm.es/artesonoro/barberolobo.html

Si quieren conocer más sobre el trabajo de LLorenc Barber les dejo algunos enlaces.

https://www.mundoclasico.com/ed3/documentos/28182/Conversar-sosiego-Llorenc-Barber

http://www.hoyesarte.com/entrevistas/c32-artistas/llorenc-barber-la-musica-ya-no-se-oye-vestido-de-pinguino-en-la-fila-13_121424/

http://www.hoyesarte.com/entrevistas/c32-artistas/llorenc-barber-la-musica-ya-no-se-oye-vestido-de-pinguino-en-la-fila-13_121424/

Por quién doblan las campanas. La trinidad, un pequeño paisaje sonoro.

De acuerdo con la RAE, campana proviene del latín tardío campāna; propiamente “de Campania”, región de Italia donde se usó por primera vez. Instrumento metálico, generalmente en forma de copa invertida, que suena al ser golpeado por un badajo o por un martillo exterior.

El sonido de este instrumento musical se ha relacionado prácticamente a un contexto religioso ya que cada iglesia cuenta con un campanario para llamar a los fieles a misa, es bien conocido que las campanas suenan tres veces anunciando el llamado de inicio de la eucaristía; las personas están pendientes de cuantos toques se han realizado para no llegar tarde.

Madrid, Toledo, Huelva, Sevilla. España 460

Campana en Sevilla, España. Marzo, 2015

Las campanas también anuncian que alguien falleció, aun ahora en los pueblos del interior de la república mexicana cuando se escucha doblar las campanas significa que alguien ha muerto; el toque de campana es particularmente doloroso, es insistente e intermitente, muy diferente al sonido que se escucha cuando se “llama a misa”, pero cuando doblan las campanas, se escuchan primeros toques largos y espaciados, posteriormente el toque se vuelve más constante hasta terminar en un repique rápido de las campanas para volver al primer toque largo y espaciado y así constantemente durante un largo tiempo, es de esta manera que la gente del pueblo se entera que alguien de la comunidad falleció. La sensación de incertidumbre o pesadumbre invade a las personas, así como la especulación y las posibles teorías de quien pudo haber dejado este mundo o “quién colgó los tenis” como se dice coloquialmente en algunos lugares. En semana santa el viernes de dolores, durante toda la noche, las campanas se quedan doblando en símbolo de luto por la crucifixión de Jesús, el ambiente es triste y melancólico en todas las regiones que mantienen esta tradición.

iphone 6 enero 252

Parroquia de San Francisco de Asís. Tepeaca, Puebla. Enero, 2016.

Cuando teníamos que despedirnos de alguien a mi padre le gustaba retomar las palabras de Ernest Hemingway en su libro Por quién doblan las campanas:

“Nadie es una isla, completo en sí mismo; cada hombre es un pedazo de continente, una parte de la tierra.; si el mar se lleva una porción de tierra,… La muerte de cualquier hombre me disminuye porque estoy ligado a la humanidad; por consiguiente nunca hagas preguntar por quién doblan las campanas: doblan por ti.”

Mi papá decía que cuando doblan las campanas, no doblan por las personas que mueren, doblan por las personas que nos quedamos en este mundo, doblan para recordarnos que todavía tenemos mucho camino que recorrer, doblan por los errores y aciertos de la persona que se ha ido y para que aprendamos de ello, doblan para recordarnos que somos el legado de la persona que ya se fue, doblan para que recordemos ser hombres de bien.

Cuando falleció mi papá, llevamos su cuerpo a su pueblo natal, en cuanto nos acercábamos al lugar desde lejos escuchamos las campanas de la Iglesia recibiéndolo con su característico sonido, las campanas doblaron y anunciaron que había llegado a su tierra, a su pueblo en donde él nació. Y entonces recordé como le gustaba citar a Hemingway, las campanas no doblaban por él, doblaban por mí. Al escribir esto no puedo evitar derramar algunas lagrimas, lamento revelar estos pequeños instantes privados que ocasionalmente surgen y piden ser expresados en estas líneas, es por esto que reflexiono como el sonido de las campanas puede tener significados distintos en los recuerdos y emociones de los demás seres humanos.

Las campanas anuncian victorias como cuando Rusia gano la batalla contra Napoleón en 1812 y que quedo inmortalizada en una gran obertura, la Obertura 1812, Op. 49 compuesta por Pyotr Ilich Tchaikovsky en 1880. Pero también anunciaban los ataques aéreos a Londres durante la segunda Guerra Mundial.

En los contextos religiosos el repique de campanas anuncia la gloria que simboliza la resurrección de Jesús, en las bodas significa  que una pareja se ha unido en matrimonio y se ha consagrado el matrimonio. En los países donde todavía se encuentran monarquías el repique de campanas anuncia el nacimiento de un nuevo heredero o la coronación de un nuevo monarca. Para la cultura del medio oriente las campanas cumplen otra función muy importante las cuales anuncian la buena ventura y su sonido puede llevar a estados de meditación y sanación. En México el sonido de la campana tiene una carga emotiva muy fuerte debido al relato histórico en el cual se menciona que el cura Miguel Hidalgo y Costilla llamo al levantamiento en armas e inició de la independencia en nuestro país. Es así que cada 15 de septiembre se toca una campana como símbolo independencia y libertad.

iphone 6 enero 194

Iglesia El calvario, Tepeaca Puebla, Enero, 2016.

Siempre me han gustado el sonido de las campanas, es por esto que escribí este pequeño post para que puedan escuchar la unión de tres paisajes sonoros en Audacity que realicé en tres distintos lugares, el primero es con las campanas de catedral en la Ciudad de México, el segundo la campana de una iglesia en Santa María la Ribera y el último en una fiesta patronal en el barrio del Calvario en Tepeaca Puebla. Espero que les guste.